Los enemigos de la lucidez

Así como hay actos que mejoran la lucidez, también hay factores que la reducen. Démosles un repaso:

Alcohol
El enemigo número 1. No creo que haga falta dar muchas explicaciones.

“Fornicación, vino y mosto
quitan el juicio”.

Oseas 4:11

Rutina.

La rutina mata el espíritu. Y la autopercepción es lo más parecido al espíritu en mis creencias. No digo que no haya que hacer lo mismo todos los días, pero la manera de afrontarlo es importante. Evita que tu vida sea rutinaria o acabarás dejando que las cosas pasen. Y en los sueños, igual.

“La trampa de la rutina se desarma, mirando excepcionalmente lo no excepcional”.
Víctor Hugo

Emociones fuertes.

Las emociones son muy fuertes y nos conducen en los sueños. En sueños somos exclusivamente emocionales, se generan a través de lo que sentimos. Así pues, si no sabemos controlar las emociones tampoco podremos con los sueños.

 “Si dominamos nuestra mente, vendrá la felicidad”.
Dalai Lama

Indiferencia.
Mortal para la lucidez. Todo lo contrario que las emociones fuertes. Debemos despertar al niño que tenemos dentro para poder despertar en sueños.

“Los hechos no dejan de existir porque se les ignore.”
Aldous Uxley

 

Vivir en las nubes.
 Si se te va la cabeza normalmente cuando estás despierto, dormido será como estar en una jaula. No podrás despertar en sueños hasta que despiertes en la vigilia. 

“Como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba”.
El Kybalión

 

 Pecados capitales.
No lo toméis a la ligera: ira, envidia, lujuria, gula, soberbia, pereza, codicia. Los 7 ponen tu mente en donde no debe estar, confunden. Cualquier pasión desenfrenada puede nublar el juicio en un sueño, pues no razonaremos correctamente en ciertas situaciones durante el mismo.

 “Uno no puede ver más allá de una elección que no entiende.”

El Oráculo

Introspección.
Cerrarte a ti mismo. Tener pensamientos y asuntos nunca expresados haces que les des vueltas y vueltas. Te encierras en tu mundo. Y a veces los muros no dejan que veas lo que hay fuera.

“Libera tu mente.”

Morfeo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *